La primera comisión de asuntos históricos de San Fernando

Por Lorenzo María Guedes

La primera Comisión de Asuntos Históricos nació y desarrolló su obra en el ámbito municipal hace 23 años, creada por decreto n° 4.672 del 16 de junio de 1966 durante la intendencia del Capitán de Navío (R) Edgardo Andrew.
Con la nueva creación se pretendía, entre otros objetivos, que los habitantes del Partido tomaran cabal conocimiento del origen y desarrollo de su vida institucional, rescatando también la trayectoria de quienes fueron sus hijos dilectos y promovieron el progreso y bienestar de la comunidad en épocas pasadas.
Como metas inmediatas se pensaba reeditar algunas buenas obras de carácter histórico, intervenir en la conservación de monumentos históricos y organizar un museo que reuniera los testimonios de nuestra historia local.
La comisión se integraba en primer término por el doctor Adolfo Arnoldi (Presidente), Monseñor Eugenio Pagliarini y don Héctor Adolfo Cordero. Tiempo después, el 18 de diciembre de 1967, el decreto municipal n° 4.913 amplió el número de miembros, incorporando a don Alberto Gilardoni, don Serafín Girola (Vicepresidente), don Alvar I. Beliera (Secretario), don Atilio Betti, doctor Héctor Rebollo Paz y al autor de esta nota.
El cuerpo dejó de funcionar con el alejamiento del Intendente Andrew, en 1971.
Hasta entonces se había ocupado con entusiasmo de numerosos asuntos. Entre los más notables, merecen citarse, el traslado del monumento a Sarmiento desde su antiguo emplazamiento en la calle Constitución y Sarmiento hasta su actual situación en la plazoleta de 9 de julio y 3 de febrero; la declaración de lugar histórico a la Quinta “El Ombú”; y la realización de las gestiones correspondientes ante la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos, la colocación de monolitos en homenaje al Comandante Carlos Belgrano, al Presbítero Maximino Pérez, y recordando la plantación del primer Eucaliptus en nuestro país, y la erección del monumento a San Ginés en la Plaza Mitre.
Sus obras, y el recuerdo de los miembros fallecidos, permanecen asociados a nuestra realidad cotidiana, uniendo el pasado y el presente en el alma de nuestro pueblo.