Escuela Técnica Nº 30 “Dr. Norberto Piñero”

Agradezco  a los Sres. Mario Baglieri, Jorge Galdo, Sebastián Katz por su colaboración

MIRTA GRACIELA MERCADO

BREVE RESEÑA DE SU HISTORIA

A fines del siglo XIX en Argentina se comienzan a percibir las consecuencias de la  2ª Revolución Industrial y Científica que consistió en la transformación de la manufactura en industria mecánica con la consecuente desocupación del artesano.

Los grandes cambios culturales se produjeron a fines del siglo XIX debido a las revoluciones industriales de los siglos XVI y XVII cuando se puso de manifiesto el progreso del conocimiento de las cosas y el perfeccionamiento mediante la experimentación.

Un grupo de intelectuales conocidos como la generación del 80 imbuidos de las corrientes europeas del positivismo y evolucionismo  ante el progreso conseguido en Europa piensan en crear nuevos espacios para que la población pueda estudiar oficios con una formación  fundamental y una adecuada capacitación para los alumnos de la época lo que podría considerarse un complemento a la ley de educación planteada por Sarmiento.

Norberto Piñero fundó una sociedad industrial con el objeto de promover el establecimiento de escuelas técnicas y profesionales y de un museo de arte industrial y  en ello participaron ilustres personalidades de la cultura, educación, gobierno etc.,  en su mayoría eran de formación humanística

Norberto Piñero fue el presidente de esa sociedad hasta 1938, fecha en que se produjo su fallecimiento.

La ESCUELA DE LA SOCIEDAD INDUSTRIAL se fundó en agosto de 1900 y comenzó funcionar en abril de 1901 en su sede provisoria de la calle Lorca hasta 1907 en que la escuela se trasladó a su edificio propio en las calles Salguero y Medrano

El Dr. Norberto Piñero pudo concretar su obra gracias a las donaciones y cuotas de los socios.

Los egresados de estas escuelas eran personas idóneas para trabajar en cualquier fábrica.

Las distintas especialidades (que se llamaban escuelas) duraban  tres años y obtenían el título de aprendices. La exigencia era muy rigurosa, casi a nivel universitario; situación que les permitió a las escuelas obtener la medalla de oro y diploma de honor en la exposición internacional  de Gante (Bélgica) en 1913.Ello pone de manifiesto el prestigio alcanzado por el establecimiento.

Las especialidades eran muy diversas: telegrafistas, mecánicos y electricistas, química industrial, dibujo arquitectónico, constructores (hoy maestro mayor de obras), etc.

Los talleres estaban divididos en fundidores y modelistas, torneros y ajustadores, herreros y forjadores.  En 1907 además de los talleres existentes se agrega uno para la enseñanza de la electricidad y otro para la fundición.

Todos los talleres trabajaban en forma cooperativa y durante los primeros años estaban dedicados al equipamiento de los propios talleres y todo aquello que fuera necesario para el nuevo edificio.

En las Memorias de la Sociedad Industrial, a través  de sus fotografías se ponen en evidencia el orden, la limpieza, la buena iluminación de talleres y aulas, condiciones necesarias para poder trabajar adecuadamente.

En 1920 comenzó a funcionar la biblioteca con colecciones muy valiosas pero sólo para consulta de los docentes.

En 1939 se coloca en los frontispicios del edificio de la calle Salguero y Medrano el nombre de su fundador “POLITECNICO Dr. NORBERTO PIÑERO”

En 1944 debido a graves problemas económicos el Politécnico es transferido a la Comisión Nacional de Aprendizaje y por disposición oficial se denominó ESCUELA FABRICA Y CURSOS DE CAPACITACION OBRERA DE LA NACION Nº 125 POLITECNICO Dr. NORBERTO PIÑERO.

En 1951 esta comisión pasó a depender del Ministerio de Educación

En 1953 fueron donadas las instalaciones de la calle Medrano a la Universidad Obrera, que luego en l959 se llamó Universidad Tecnológica Nacional con el propósito de crear, preservar y transmitir la técnica y la cultura universal.

El Consejo Nacional de Educación Técnica (CONET) fue creado por Ley 15240 del 21/01/60 y a partir de esa fecha las escuelas reciben el nombre de ENET, en el caso de esta escuela se llamó ENET Nº 30 Dr. NORBERTO PIÑERO.  En ese momento significó un cambio importante ya que los alumnos egresan como técnicos y la duración de los cursos fue de seis años, tres para el ciclo básico y tres para el ciclo superior.

Los programas del ciclo básico eran iguales para todo el país y los del ciclo superior estaban divididos por especialidades.

En la ENET Nº 30 se dictaba Química, Construcciones y Mecánica que en la década del 70 se cambió por Electromecánica.

A partir de l993 las escuelas del CONET pasaron a depender de la Municipalidad y se denominaron EMET, la escuela se llamó EMET Nº 9 del Distrito Escolar Nº

Con la llegada del Gobierno Autónomo de la Ciudad de Buenos Aires, las escuelas recuperaron sus antiguos nombres.  Es decir  la escuela se llama ESCUELA TECNICA Nº 30 Dr. NORBERTO PIÑERO, denominación que continúa hasta la fecha.

UNA JUVENTUD QUE CREA ESPACIOS PARA UNA EDUCACIÓN

DIFERENTE

Este título significa que fueron los alumnos y exalumnos los que construyeron el edificio y en la mayoría de los casos trabajaban sábados y domingos para lograr sus objetivos.

Las personas responsables de la construcción de la obra no eran arquitectos pero tenían una buena formación italiana o francesa en esa disciplina.

En los talleres se fabricaban todos los elementos necesarios  para el edificio.

En 1904 en el taller de herrería se estaba trabajando en la fabricación de 105 m. de verja y 35 columnas de 2m para cercar el terreno, las cuales se conservan en perfecto estado con su correspondiente portón de hierro al edificio que pertenece a la escuela. (fotos 1-2)

En las fotografías de las Memorias de la Sociedad Industrial se pueden observar las características del edificio original.

El estilo del edificio es ecléctico por reunir elementos de varios movimientos.

La fachada tiene algunos aspectos del neoclasicismo como la sobriedad y los frontis (significa mirar al frente).  En este caso hay tres frontis como se ve a continuación. (foto 3)

El  primer frontis es triangular y está sostenido por dos columnas toscanas, las cuales carecen de ornamentación en sus capiteles. En la parte superior hay una columnata adosada a la pared cuyos capiteles se parecen a las hojas de acanto de las columnas corintias apoyadas sobre la pared, arriba de ellas se apoya otro frontis circular.  Luego más arriba hay otra columnata sin decoración en sus capiteles que sostiene otro frontis triangular. Todos los frontis son vacíos de contenido.

El edificio tiene elementos italianizantes como las ménsulas y el cornisamiento en forma de triglifos con metopas.

La puerta de entrada está realizada  en cedro lustrado y presenta en el centro, con relieve en los costados un óvalo con las iniciales  de la Escuela Sociedad Industrial  y en sus extremos hay motivos decorativos tallados.  En la parte superior   de cada  hoja de la  puerta hay un frontis triangular  sujetado por una clave en el centro. (fotos 4-5-6)

Las bisagras son de bronce y  cada una  tiene  un largo aproximado de 25 cm.

Las ventanas tienen un encuadre perfecto, las persianas son de hierro  en la parte que corresponde a la planta baja, tienen reja de protección y funcionan correctamente

En la calle Lavalle hay una entrada con portón de hierro y también la puerta de entrada es de hierro.  En ese lugar había una hermosa escalera, en madera lustrada con una baranda con su correspondiente balaustrada en madera torneada que conducía a la casa del Dr. Piñero. Actualmente en ese lugar se encuentra la biblioteca de la escuela     “Ing. Ramón Batmale” en homenaje al primer director cuando pasó a ser escuela técnica.   En  la década del 80 fue necesaria la adecuación de espacios para crear aulas y la escalera  se destruyó

Continuando por la calle Lavalle hay tres enormes ventanales que corresponden a los talleres, que seguramente se hicieron de esa manera para mejorar la iluminación natural. (fotos (8-9)

Considero que el objetivo de este trabajo es hablar de las características arquitectónicas de la Escuela Técnica Nº 30, pero por el lugar que ocupa  hoy como la Universidad Tecnológica formaba parte del mismo edificio  corresponde enumerar algunos detalles originales.  (foto 10)

En la fachada hay  columnas corintias que sostienen al frontis que es igual al de la calle Salguero.  En la parte superior hay una columnata del mismo tipo de  columnas.

La entrada tiene mayor  presencia y está formada por tres puertas de dos hojas cada una de cedro lustrado.  Cada una de las puertas tiene partes de vidrio de una altura considerable y  hay escaleras de mármol blanco. (fotos 11-12)

El hall de entrada conserva el piso original, solamente algunas baldosas han sufrido un pequeño deterioro por el paso de los años.  En el techo hay unos apliques de bronce calado realizados en forma artesanal que muy hermosos.   A continuación hay un pasillo con techo abovedado. (fotos 13-14)

El salón de actos conserva sus paredes decoradas con frontis, el techo en forma de cúpula y tiene un entrepiso  con una baranda metálica con un delicado trabajo. Los asientos no son originales. (fotos 15-16-17)

Por la calle Lavalle se puede observar la pared del pabellón Federico R Leloir  quien fuera tesorero de la Sociedad Industrial.  El pabellón está decorado con columnas adosadas de tipo corintio.  (foto 18)

En 1910 en el taller de electricidad se realizó la instalación eléctrica de ese pabellón, al que se destinaron 1.100 m. de caño de acero, cables, transformadores, resistencias para 35 lámparas de arco y un cuadro de distribución de corriente eléctrica.

Las autoridades del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires debieran conocer que en    esta escuela, una  de las primeras que incluyeron la educación técnica, todo en ella fue hecho con sacrificio y declararla por ello PATRIMONIO HISTORICO para poder preservar el lugar. (foto 19)


BIBLIOGRAFIA

Albergucci, Roberto H. Educación y estado: Organización del sistema educativo.

Buenos Aires: Docencia, 2000

La ARQUITECTURA del eclecticismo. En Historia del Arte. Barcelona: Del Prado,

1994, t.5, p85-107

La ARQUITECTURA  del neoclasicismo. En Historia del Arte.Barcelona: Del Prado,

1994, t.5 p.43-84

Evans, Edward. Técnicas de administración bibliotecaria. México, 1980

HISTORIA del arte Salvat. Barcelona: Salvat, 1994, t.3

LEY 24049. Transferencia a las provincias y la municipalidad de servicios educativos

Ley 24195. Ley Federal de educación

Libro de actas Escuela Técnica Nº 30 1990-2007

MEMORIAS del Directorio de la Sociedad Industrial 1900-1944

Rivarola, H. La acción del Dr. Norberto Piñero en la enseñanza  industrial. Buenos

Aires, 1952

Sorman, Guy Los verdaderos pensadores del siglo XX. Buenos Aires: Atlántida, 1983

PINTURA y arquitectura: Guía visual. La Nación, 1997